Muñecas sexuales: ¿una alternativa para el placer?

Los expertos conocedores en robótica e inteligencia artificial estiman que para el año 2040 los robots o muñecas sexuales hiper-realistas estarán ya disponibles para invadir nuestros hogares y sobre todo nuestras habitaciones para proporcionarnos orgasmos programables en cuanto a duración e intensidad. Es muy probable además, que en el futuro mucha gente opte por tener  estos humanoides como compañeros y hasta decidan casarse con ellos.

munecas-realistas-1

Probablemente las leyes de los países, que siempre se encuentran detrás de las demandas sociales, iniciarán una apertura jurídica  y poco a poco permitirán este tipo de uniones. En un futuro podríamos celebrar estas bodas, así como actualmente celebramos la unión matrimonial de los homosexuales, a través de intensas campañas de concienciación a la ciudadanía que utilicen lemas como “los androides también sienten” o “el amor no es solo cuestión de piel”.

muneca-hiperrealista-9

Por los momentos, mientras llega ese futuro incierto  que para algunos se proyecta como una utopía,  en la actualidad las muñecas sexuales, a pesar de no ser tan sofisticadas como los robots, son cada vez más perfeccionadas. Hoy en día se comercializan muñecas sexuales con pestañas y cabello natural, las cuales pueden tener articulaciones y realizar diversas posturas del Kamasutra.

muneca-hiperrealista-3

Serán mujeres, y también hombres (¿por qué no?), que no envejecen nunca, cuya principal característica será que tendrán una piel con un tacto muy similar a la humana y están equipados con órganos sexuales, los cuales que pueden producir y mantener una apropiada temperatura. En este sentido,  la falta de “calor humano” no es un impedimento para probar y hasta de disfrutar, de estos sofisticados juguetes sexuales. Productos de lujo que oscilan entre los 5.000 dólares (los modelos que serán más sencillos) hasta la exorbitante suma de 25.000 dólares.

real-dolls-1

  • ¿Son las muñecas sexuales realmente una alternativa para el placer?

Esa es una de las interrogantes que se plantearon un conjunto de sexólogos de procedencia estadounidenses y que al parecer, podría resultar factible en un futuro cercano. Entre estos especialistas se encuentra el sexólogo Ian Kemer, quien asegura que pueden crearse muñecas sexuales específicamente para satisfacer las carencias sexuales de los seres humanos y para el aprendizaje sexual.

muneca-hiperrealista-7

Kemer considera que existe una necesidad preponderante de arreglar los problemas que afectan a las parejas y sería ideal crear robots capaces de mantener sexo con personas, con la finalidad de que puedan adquirir experiencia antes de mantener relaciones sexuales con otros humanos.

muneca-hiperrealista-8

La muñeca sexual sería la versión mucho más avanzada de la muñeca de látex, que contaría con movimientos y expresiones de placer, además de que estos robots también podrían ayudar a aquellos hombres que no tienen una actividad sexual constante.

muneca-hiperrealista-12

Muchos de esos especialistas criticaron las duras palabras y la posición del sexólogo Kemer, alegando que como terapeutas no pueden sugerir en la actualidad un sustituto del sexo que sea legal. Por ello, todavía en las esferas locales e internacionales, se sigue debatiendo los pros y los contras de que la inteligencia artificial ocupar ese lugar tan íntimo de los seres humanos.

muneca-hiperrealista-11

¿Cómo se usa el “Huevo Tenga”?

¿Eres un chico en búsqueda de mejores experiencias sexuales? ¿Necesitas de un juguete sexual que transforme tus sesiones de masturbación en más placentero? Pues no se diga más, el huevo Tenga es justo lo que necesitas en tu vida. No tienes por qué improvisar con juguetes que podrían causarte infecciones, magulladuras o preguntas muy raras de las personas que te rodean. ¿Por qué tienes una lata con esponja en tu cuarto?

huevos-tenga-3

Con el huevo Tenga tendrás un gran juguete sexual, que no solo te dará una sensación única, sino que también te brinda un apariencia lo suficientemente discreta como para disfrutarse en cualquier lado.

Cómo usar un Huevo Tenga

Primero debes adquirir tu paquete de huevo Tenga. Estos los pueden conseguir en presentaciones de contado o en empaques de seis unidades, donde cada uno de ellos brinda una sensación y una textura diferentes.  Una vez tengas tu huevo Tenga, es tu momento de utilizarlo y disfrutarlo al máximo.

usar-huevo-tenga-1

El primer paso a realizar, comprende abrir el empaque del huevo Tenga y abrir la cáscara que lo recubre. Luego prosigue a sacar el contenido gomoso que hay en su interior, el cual no es completamente ovalado. En una de sus caras, el huevo tenga tiene un lado plano que tiene un hueco donde guarda un recipiente. Extrae el recipiente de la goma y ábrelo. En esta región del juguete, te encontrarás con un gel lubricante.

usar-huevo-tenga-2

Algo importante que debes saber es que los lubricantes del empaque son a base de látex y es recomendable que, para estimular más el uso del juguete sexual, se utilice lubricantes a base de agua para evitar su deterioro. Vierte el contenido del lubricante dentro de la abertura del huevo y en los bordes de la abertura para una penetración más fácil. Terminado esto, lo único que debes hacer es ingresar el pene en la abertura repetidas veces y así complementar el ejercicio de la masturbación con una sensación diferente.

Es en este punto es donde el huevo Tenga hace su magia, puesto que el material es mucho más flexible de lo que aparenta. De hecho, este juguete sexual puede volver a su forma inicial, inclusive luego de estirarse repetitivamente una distancia que cubra por completo la longitud del pene.

huevos-tenga-1

Adicionalmente, el huevo Tenga cuenta con una superficie irregular llena de bultos en su interior que te permiten experimentar adherencias y placer en toda su superficie diseñada para el uso de lubricantes. Dependiendo del modelo que hayas escogido, las sensaciones y el disfrute varían. Cada textura está hecha para proporcionar un placer indescriptible, basta con que busques cual es la que más te gusta y se adapta a tus necesidades sexuales.

Este masturbador masculino comprende un invento innovador e ingenioso debido a su peculiar y discreta presentación, la cual es perfecta  para que incursiones en tu vida, juguetes sexuales destinos al placer. Sus creadores son una empresa denominada Tenga, muy reconocida en Japón, por crear uno de los juguetes sexuales más vendidos y utilizados en el mundo.  Por lo que si buscas un juguete de masturbación masculino elástico, te recomendamos experimentar con todos los tipos de huevo Tenga disponibles, que son reusable, placenteros y fáciles de utilizar.

huevos-tenga-2

¿Cuál es el origen de las muñecas hinchables como juguete sexual?

Una muñeca hinchable, o muñeca inflable, es un tipo de juguete sexual que tiene como objetivo emular el tamaño y forma del cuerpo de una pareja sexual usualmente de forma humana – en casi todas las presentaciones vienen con características femeninas; aunque también se encuentran con características masculinas o con otras características, por ejemplo en forma de alienígena,  para simular actos sexuales y servir como un  instrumento de masturbación.

muneca-inflable-2

La muñeca hinchable en la mayoría de las veces, están constituidas por un cuerpo entero – incluyendo la cara – o sólo puede ser la parte pélvica con sus respectivas aperturas (boca y ano) con el fin de imitar la copulación. Las aperturas a veces tienen la función de vibrar y pueden ser movibles o intercambiables. El uso de muñecas sexuales no está necesariamente restringido para los seres humanos, sino que también está disponible para animales domésticos.

Está comprobado que las primeras muñecas inflables fueron inventadas por los marineros holandeses en el siglo XVII que se encontraban aislados en el mar durante largos viajes. Estas muñecas masturbadoras, que los franceses llamaban dame de voyage y los españoles se referían a ellas como dama de viaje, estaban hechas de tela cosida o ropa vieja y eran un predecesor directo a las muñecas sexuales de hoy.

muneca-inflable-1

Dentro de sus viajes, los holandeses vendieron algunas de estas muñecas a la población japonesa durante el período de Rangaku, por lo que el término “esposas holandesas” todavía se utiliza a veces en Japón para referirse a las muñecas hinchables como juguetes sexuales.

Un controversial informe, afirma que como parte del proyecto de Borghild, en la Alemania nazi se fabricaron muñecas sexuales para los soldados durante la Segunda Guerra Mundial, aunque esto no ha podido ser verificado por fuentes confiables, por lo que se considera a penas una teoría.

  • Antecedentes más cercanos de los precedentes a las muñecas hinchables

La producción de simulacros humanos para sustituir a las parejas sexuales humanas comenzó a desarrollarse diferentes avances tecnológicos a finales del siglo XX. Específicamente en la década de 1970, el vinilo, el látex y la silicona se habían convertido en los materiales más utilizados en la fabricación de muñecas sexuales, la silicona en particular permitió un mayor grado de realismo.

muneca-hinchable-1

En 1982 hubo un intento de importar un gran cargamento de muñecas sexuales en el Reino Unido, el cual  tuvo como consecuencia, la eliminación de las leyes contra la importación de artículos “obscenos o indecentes” que paradójicamente no eran ilegales de comercializar o vender en ninguno de los países del Reino Unido

Siendo confiscadas las muñecas por los agentes de aduanas y de impuestos especiales de Su Majestad en conjunto, la firma jurídica Conegate Ltd. de David Sullivan llevó el caso hasta el Tribunal de Justicia Europeo y ganó el caso en 1987.

Luego de esto, el Reino Unido se vio obligado a levantar sus estrictas prohibiciones de importación que datan desde 1876, puesto que las importaciones de la Comunidad Europea, constituían una barrera al libre comercio según el Tratado de Roma.

Vagina realística y otros masturbadores. ¿Cómo usarlos?

Está claro que los hombres nunca tendremos problemas para proporcionarnos mucho placer en soledad, y aunque pareciera que la gran revolución sexual llegó para complacer solamente a las mujeres, lo cierto es que también los hombre contamos con una línea propia de accesorios y juguetes sexuales, que han sido pensados y diseñados, para satisfacernos.

fleshlight-2

Lo mejor de todos es que, estos juguetitos, no solo reproducen la vagina, sino también otras apetecibles partes del cuerpo femenino, como los senos, el clítoris, la boca y el ano.

Es por ello que el día de hoy trataremos de hacer un repaso por estos juguetes y el uso que podemos hacer de ellos con el fin de proporcionarnos placer a solas, o con nuestras parejas.

Como ya lo hemos advertido, estos accesorios sexuales, hacen una imitación, bastante real de las partes del cuerpo de las mujeres, que más nos gusta penetrar. De esta forma, la masturbación adquiere otro nivel, proporcionándonos dosis de placer ilimitado.

Las chicas, por supuesto, no pueden quejarse, Esta tecnología también les permite disfrutar de productos similares que imitan a la perfección, penes de todos los tamaños.

Pero regresando al tema de los consoladores masculinos, tenemos que, en el mercado existen básicamente tres formas de ellos: Uno es la vagina, el otro simula ser el ano y finalmente la boca. Cada uno de ellos tiene una forma de producir placer diferente y en diferentes lugares.

Este tipo de juguetes, de reciente aparición, marcan una revolución en el mundo de los productos eróticos y del place solitario para los hombres, ya que son fabricados con materiales muy suaves y haciendo uso de recursos tecnológicos muy avanzados, con el fin de obtener un producto final que satisfaga las necesidades de los hombres.

Ahora que, si no te agradan mucho estas excentricidades, puedes hacer uso de las fundas masturbadoras, que pueden masajear tu pene, ofreciendo sensaciones muy similares a las que puede ofrecer una buena vagina.  Este producto, tiene como propósito, frotar el miembro hasta alcanzar un orgasmo apoteósico.

Tenemos también la opción de los masturbadores desechables o los hechos en casas. Estos están destinados a un solo uso. El huevo Tenga es otra gran opción, que está de moda y que puede resultar interesante para aquellos que gustan de probar sensaciones inesperadas.

Para un mayor placer la recomendación es siempre usar lubricante a base de agua preferiblemente, esto permitirá que tu pene se deslice mejor dentro del juguete, intensificando las sensaciones

Deja a un lado la timidez y los tabúes, ellas también experimentan el placer con los muchos juguetes sexuales destinados a complacerlas, por eso no hay razón para no aprovechar lo poco que ha sido diseñado para nosotros.

La vagina realística, ya para terminar, no solo reproduce la apariencia física de esa parte del cuerpo de las mujeres que tanto placer nos proporciona, sino que también reproduce sus movimientos de forma muy similar. Con ella podemos masturbarnos en diversas proporciones, y lo mejor de todo es que nunca tendrá dolor de cabeza.

Masturbadores femeninos.  El huevo masturbador… Curioso y Divertido

El mundo de los masturbadores femeninos se ha trastornado con la aparición del huevo masturbador. Es, sin duda, el producto erótico más curioso y revolucionario que existe.  ¿Pero qué es lo que hace que este juguete sexual sea tan especial? En primer lugar su tamaño. Cabe perfectamente dentro de la vagina. En segundo lugar, su forma discreta de operar. Y en tercer lugar, la capacidad que tiene para aumentar gradualmente el placer, hasta llegar a la locura total.

Los huevos masturbadores, vienen en diversas texturas internas, con lo cual pueden producir diferentes sensaciones. Después de utilizar uno, es muy difícil que una mujer se abstenga de comprar otro, solo por el placer de sentir una textura diferente. Hasta la fecha han sido presentadas catorce versiones de estos masturbadores femeninos en forma de huevo, contando ya, incluso, con una edición limitada y especial.

El éxito de la primera versión, radico en sus formas. Aquella, aparecida hace ya dos años, tenía ondas, puntos, triángulos, espirales, cuadrados y círculos.  En un comienzo, y debido a las intensas sensaciones que despertaban estos juguetes en la vagina de una mujer, los huevos se rompían, ya que estaban fabricados en materiales muy suaves.

Las nuevas versiones, vienen con diferentes texturas, pero en materiales mucho más duraderos, aunque no por ello dejan de ser suaves.   De hecho, la versión de temporada no ofrece figuras geométricas, sino mini puntos de rayo de sol, nubes, olas y cráteres.

¿Cómo se utilizan estos masturbadores femeninos?

Una vez abierto el huevo masturbador, debemos embadurnarlo con el lubricante que viene junto con el kit inicial. En un futuro, puede usar cualquier lubricante sexual que sea de tu preferencia. Aunque por lo general, los lubricantes de silicona suelen destruir los huevos, que están elaborados en sílice.

Cuando ya lo has lubricado debidamente, lo introduces en tu vagina. A pesar de que este juguete se ha creado para las mujeres, los hombres lo disfrutan de dos formas: Una es deleitándose con los gestos de placer de sus parejas, y la otra es introduciendo su pene y sintiendo el suave roce de la textura del huevo.

Para la pareja, un uso interesante es que se masturben mutuamente.  Debido a lo delicioso de la estimulación a causa de la textura, el huevo masturbador ofrece una sensación de placer que se ve reforzada por la falta de control de la presión y la velocidad de la mano.

El huevo masturbador, en su versión actual, es un producto reutilizable, siempre y cuando se mantengan las condiciones de higiene especificadas por el fabricante.  Es un producto que permite la auto estimulación tanto de hombres como mujeres, de una forma exótica y fascinante.

Masturbador casero. ¿Es posible fabricar uno?

Los juguetes sexuales más comunes en el mercado de los sex-shops siguen siendo los vibradores. Conocidos en algunos ámbitos como porras de goma o masturbadores, estos juguetes son los preferidos por parejas o por hombres y mujeres solitarios. Aunque la oferta en materia de juguetes eróticos es amplia y diversa, la idea de fabricar un masturbador casero, aún resulta atractiva para muchos.

masturbador-casero

Las razones son varias, pero la que pareciera ser la más atractiva, el precio, no es la más común. Se trata más de un fetiche. Hay algo que resulta más placentero, en el uso de masturbadores caseros, que comprarlos en un sex-shop. Entonces la pregunta es ¿Cómo fabricar un masturbador en casa?

Lo primero que tenemos que aclarar es que de ninguna forma podremos tener un aparato que cumpla con las especificaciones de los sofisticados juguetes que encontramos en las tiendas sexuales. Otro punto a tener en cuenta es que, no recomendaremos el uso de algunos vegetales, como plátanos o pepinos, como masturbadores caseros, en vista de las serias afectaciones que tales prácticas tienen para la salud, en especial de las mujeres.

Retomando nuestro tema, si tú eres una persona curiosa, solitaria, no tienes mucho dinero o simplemente quieres satisfacer un fetiche, puedes construir tu propio masturbador en la casa, siguiendo unos muy sencillos pasos que te daremos a continuación.

Fabricando un masturbador casero

Lo primero que has de hacer, es tomar una taza cilíndrica y poner en ella 100 gramos de almidón de maíz. A continuación, agregas 100 mililitros de agua en la taza y lo mezclas muy bien. Una vez has logrado una mezcla homogénea agregas otros cien mililitros de agua y mezclas nuevamente hasta lograr una masa suave y manejable.

Ahora la pones al microondas durante un minuto. Pasado este minuto, la retiras del horno. Notarás que la mezcla empieza a solidificarse. Haz un agujero en el centro del vaso y regresas la taza con la mezcla nuevamente al horno microondas durante otros 30 segundos.

Lo que debes hacer ahora, cuando has retirado nuevamente la taza del horno, es introducir un cilindro de madera, que sea ligeramente inferior en su diámetro al agujero que está en el centro de la masa y teniendo en cuenta que no penetre más allá de los dos cuartos de profundidad.  Ahora colocamos el vaso, con la mezcla, y el cilindro de madera, en un congelador durante 40 minutos aproximadamente. Si la madera cilíndrica tiene ranuras e imperfecciones, el juguete será más divertido, ya que la fricción será mayor.

Pasados los cuarenta minutos, retiramos el vaso del congelador. El producto final, debe parecerse a una goma o gelatina. En este punto, debemos dejar un poco de lado la ansiedad, en tanto el juguete se descongela.

Ahora ya tienes un masturbador casero.  Todo lo que falta es un poco de imaginación, un poco de creatividad y a disfrutar.   Por supuesto, la idea es que introduzcas el pene en el agujero que se ha formado en esta especie de vagina de gelatina.  El resto, creemos que no tenemos que enseñártelo.